Blog » Latest Articles
oct 03, 2019 Opticalia Callao

Salud visual infantil: cuidado con el síndrome visual digital

En nuestra sección de salud visual infantil, queremos hacer referencia hoy a una circunstancia relativamente reciente derivada del uso excesivo de los dispositivos digitales por parte de niños y adolescentes: el Síndrome Visual Informático o digital constituye el nuevo reto de las consultas de oftalmología pediátricas.

Síntomas asociados:

  • Visión borrosa, fatiga ocular, ojo seco o visión doble.
  • Ojos enrojecidos y dificultad para reorientar los ojos.
  • Dolores de cabeza, cuello y cansancio general.

 

El  síndrome visual informático es un cuadro temporal resultante de enfocar los ojos en una pantalla de ordenador u otros dispositivos digitales durante períodos prolongados e ininterrumpidos de tiempo.  Esta sintomatología puede agravarse con malas condiciones de iluminación, una mala ventilación o el uso del aire acondicionado.

Debida a la gran atención que prestan los usuarios a las pantallas de este tipo de dispositivos, sobre todo y cada vez con más frecuencia los niños, el número de parpadeos por minuto desciende provocando sequedad ocular. Hay ocasiones en que el parpadeo incluso se olvida. 

Ante esta realidad, los expertos aconsejan a los padres que sus hijos lleven a cabo “un uso moderado” en edades preadolescentes de estos dispositivos. En niños, a tenor de la edad, se llega, incluso, a desaconsejar: hasta los dos años es mejor que los niños no tengan contacto con estos dispositivos; entre los 2 y 5 años no deben sobrepasar la hora diaria y entre los 6 y los 18 lo ideal serían dos horas como máximo. 

La realidad es bastante más desalentadora y los niños utilizan cinco veces más tabletas y móviles. En el desarrollo del cerebro una estimulación excesiva causada por el empleo de estos dispositivos puede estar asociada a déficit de atención o retrasos cognitivos. En esta línea, también se vincula al retraso en el desarrollo de la persona, afectando negativamente a la alfabetización y el rendimiento en el aprendizaje.

Los trastornos en el sueño, la propensión a la obesidad, la incitación a la agresividad o la demencia digital, entre otros procesos, también están relacionados con la sobreexposición y el incorrecto uso de estas tecnologías, especialmente en niños. Una mención notoria cabe entenderse a partir de teorías reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (2011) que clasifican a los teléfonos móviles y otros dispositivos de tipo inalámbrico como de riesgo en categoría 2B (posible carcinógeno), debido a la emisión de radicación.

Consejos

  • Moderar el uso de esta tecnología, especialmente en menores.
  • Mantener una distancia prudencial entre el dispositivo y los ojos.
  • Suprimir el brillo de las pantallas.
  • No usarlos en ambientes oscuros.
  • Dejar de usar estos dispositivos ante síntomas como visión borrosa o doble, sensibilidad ante luz intensa, lagrimeo, sequedad ocular, picor e hinchazón de ojos, dolor muscular o cefaleas.
  • Utilizar gafas con protección específica para la luz de las pantallas.

Sin intención de ser alarmistas, pues vivimos en una sociedad cada vez más digitalizada, desde Opticalia Callao recomendamos el uso moderado de las pantallas y los dispositivos digitales. Los niños pequeños son mucho más sensibles. Sus ojos y su cerebro todavía están desarrollándose y es nuestra responsabilidad facilitar el entorno adecuado para que su salud no se vea comprometida.

Respecto al incremento de los casos de miopía, antes se pensaba que el esfuerzo visual a corta distancia, que conlleva una lectura prolongada en la que se enfocan los objetos de cerca, era el principal culpable. Hoy se sabe que el tiempo de lectura no parece ser un factor de riesgo considerable, ya que no se relaciona claramente con la aparición ni la evolución de la miopía, según las investigaciones. Es la visión periférica la que se ve comprometida en este estilo de vida actual, pues centrar la atención sobre objetos cercanos durante tanto tiempo disminuye considerablemente la visión perfiférica lo que redunda en la aparición de la miopía. Pasar más tiempo al aire libre, especialmente los niños, disminuye considerablemente el índice de repercusión.

Aprovecha  la vuelta al cole para hacer una completa revisión visual de tu hijo en tu tienda de Opticalia Callao más cercana.

Nuevo llamado a la acción

 

Publicado por Opticalia Callao octubre 3, 2019
Opticalia Callao